sábado, 6 de septiembre de 2008

El No Saber mola mazo



















A pesar del riesgo de recomendar algo tan devaluado como una enciclopedia (hoy en día cualquier desinformación subjetiva la tenemos a mano en internet, no hay que ir muy lejos para saber de casi nada), es grato anunciar la salida de la Gran Enciclopedia del Nuevo Saber, cuna de nuevos pensadores, filosofos de todo a cien, opinadores mercenarios, tratantes de vidas ajenas y agradecidos ideólogos de partido.

Un compendio de poco más de 2000 páginas con una profusa colección de actualizadas fotografías en el que podemos ponernos al día de todo lo que se cuece y es interesante ahora mismo. Cuando un móvil nos hace raíces cuadradas, y la lista de los Reyes Godos o afluentes del Ebro no interesan en la cola del paro, es evidente que debemos reabastecer nuestro poso socio-cultural con nuevos chutes de actualidad práctica.

Sócrates jamás imaginó que su frase "solo sé que no sé nada" tendría tanta vigencia en nuestras vidas. Rodeados de rocambolescos defensores de la ignorancia en prensa, televisión, pescaderías y sidrerías, casí es mejor desaprender lo aprendido y ponerse las pilas ante el nuevo saber. Primero opinemos, luego verifiquemos nuestra opinión, y si no es la buena, cambiémosla. Que todo va muy rápido y mañana podremos decir lo contrario. Total... opinar es gratis (excepto cuando te pagan por ello).

Cada una de sus acepciones son una delicia para el lector, la fascinación ante una obra de tal envergadura subyace ante la dicotomía coyuntural que se autodefine y se refleja en la imposibilidad real de plasmar una nueva visión de la vida en un empantanado puzzle ideológico del no saber. Comprender los elementos que unifican ese saber, no es más que la respuesta necesitada ante la decadencia de la inteligencia perdida. (8/10)

GRAN ENCICLOPEDIA UNIVERSAL DEL NUEVO SABER. Editorial El Melonar. 2010 págs. 61,99 €

6 comentarios:

SI ALGUIEN ME ESPERARA EN ALGUN LUGAR dijo...

Creo que abriri una pagina cualquiera y encontrarme con frases o definiciones de los nuevos intelectuales de hoy en dia, merece todo mi aplauso.
El no saber de algo y encontrarmelo definido por cualquiera de los contertulios, de esos programas que tanto aclaman mi atencion, me hacen sentir tan pequeña en cuestiones de sabiduria que, yo me pregunto, alguien da clases particulares, por horas o algo?.
Si alguien me puede prporcionar el telefono de alguno de estos queridos, que me avise.
Gracias y un saludo

Queen Bee dijo...

Uff, si pudiera recopilar todos los no-saberes con los que me deleitaban algunos de mis clientes en las charlas post-coitales, hacía tres enciclopedias como esta pero de veinte tomos gordos cada una...

¿Es cierto que contiene un capítulo dedicado al deporte con El Cordobés?

Un besito.

de la Loma dijo...

impresinante coleccion de vocablos. Encuentro muy interesante la aportacion del colectivo de futbolistas al analisis de la situacion geopolitica en la antigua Yugoslavia...me ha acalrado las ideas...

saludos

ehpero dijo...

sialguienmeespera, claro que hay clases particulares. Llama al 12345678 (prefijo 90) y ahí te enseñan las bases del pensamiento actual, incluso puedes modelarlas en plastilina de colores.
queenbee, ¿qué te contó El Cordobés en esas charlas?
delaloma, no es menos interesante la opinión de los contertulios de Ana Rosa Q, junto a Antonio David F tratando el tema de la desaceleración económica coyuntural pasajera a largo plazo.
Es un libro fascinante, y los comentaristas de nivel de este blog apenas han dicho ni mu, solo unos pocos lo habéis leído. Curioso.

J Calduch dijo...

¿pero esto no lo venden por fascículos? si fuera así lo compraría...

El otro día volví de un viaje y lo primero que pregunté al llegar a casa es qué había pasado esos días en el mundo del corazón. Necesito esa enciclopedia.

Ahora que me toca teclear tqjdflxd, a ver para cuándo una reseñita del Gran Libro de los Captchas.

Queen Bee dijo...

Sinceramente, ehpero, me encantaría poder descubrir los secretos de estas charlas, pero rompería el acuerdo de confidencialidad cliente-"acompañante"... No, no, estoy de broma... Simplemente no entendí ni una palabra de lo que me dijo. Tiene su dicurso, similar a aquel que soltó en la tele "De verdad de deporte", con el que intenta asustar a las chicas "me mantengo en forma y por eso aguanto más en la cama" y esas cosas. Una ya no escucha y pone el chip en automático. No es uno de los no-sabedores más interesantes con los que me he encontrado en mi línea laboral.

Mis favoritos son los que se ponen a hablar de religión después de una sesión sado, intentando justificar sus actos con pasajes de sus correspondientes biblias. ¡Son tan monos!