lunes, 2 de agosto de 2010

Caleidoscopía educacional

En el anterior post, intentábamos prometer la subida de un libro semanal.

Casi.

Diez meses después de esa promesa, aún nos quedan energías para hablar de libros que merecen mucho la pena, como en el caso que nos ocupa.

¿Cuántos padres y madres se han encontrado perdidos ante la aparición de esa cosita que parece tan guapa recién nacida y luego vemos según crece que tal vez exagerábamos un poco porque ahora sí que está preciosa?

¿Cuántos libros hemos comprado, e incluso leído algún capítulo en el que se nos mostraban las claves para afrontar tamaña heroicidad como es el qué hacer con esta ricura que solo llora, bebe, come y evacúa?

¿Por qué recomendábamos esos libros a otros amigos futuros padres, si tampoco se lo iban a tragar entero?

¿Por qué tengo la sensación de estar divagando y no ir al grano?

Porque señores, dejémonos de Urras, Estivilles y CarlosGonzálezes. Cada uno quiere hacernos comulgar con su libro como si de un tratado infalible fuese. Hemos leído las solapas y contracubiertas de todos esos libros, y vemos como son tan diferentes e incluso opuestos que al final tiramos por la peor de las salidas... la del "sentido común", cuando lo que necesitamos es claramente el tratado que solucionará todos nuestros tropiezos (inconfesables a otros padres, por supuesto).

Joan Ferst (Salou, 1960) y Magdalena Foz (Foz, 1970 y tantos), después de años dedicados en exclusiva a la investigación de las reacciones en los adultos de las acciones de su propia prole, y viendo las eternas discusiones sobre la vía perfecta para educar al heredero/a, han dividido el libro en varios temas cruciales, y lo más importante, tratado cada uno de esos temas de una metodología que han catalogado como "Caleidoscópica": cada tema, no tiene una salida. Tiene todas y cada una de ellas. Allá cada uno y su "sentido común".

De esta forma dormir al niño/a, su alimentación, la higiene, la higiene (padres), y todos aquellos problemas que en alguna ocasión nos han quitado horas de sueño, en el Manual de instrucciones para el uso del bebé quedan explicados de forma sencilla: planteándote desde la solución mas estricta a la mas blandengue, y dándoles a cada una su explicación psicopediátrica más o menos forzada para que la conciencia de cada uno quede absolutamente limpia.

Desde el "ya es así, para que seguir, libertad libertad, sin ira libertad" hasta el "enderecemos el tronco para que no salga torcido" pasando por una gama de interminables variables, al menos conseguiremos no hacer nada equivocado, elegir la situación que creamos conveniente (sí, la más cómoda también tiene psicopediatiabsolución de culpa), y por encima de todas las cosas, ahorrarnos el precio de 4-5 libros con el espacio que eso conlleva en la escasa biblioteca de nuestras casas, ocupada por Dvds, videojuegos y muñequitos de acción y trapo.

Altamente recomendable para zanjar cualquier decisión tipo "¿Estivill o Carlos González?".

Ninguno: Ferst y Foz.

MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA EL USO DEL BEBÉ. Joan Ferst y Magdalena Foz. Editorial Liberal. 321 págs. 48,99 €

7 comentarios:

J Calduch dijo...

Debo decir algo sobre EL libro de Estivill. Que él no es el único autor, sino que también hay una mujer. Y tras dos lecturas del libro (una yo, otra la madre) comprendí que sin ella el señor Estivill no tendría un duro.

Porque el libro del señor Estivill puede resumirse en una sola página, que gracias a Dios ya no tengo necesidad de recordar cual es, pero creo que era la 79. Era una tabla de cuanto tiempo se debía dejar berrear a la criatura cada vez antes de ir a tranquilizarla. Esa página es lo que hizo Estivill. Pero por una página no habría libro. Poco negocio habría en una página que puede ir circulando generaciones enteras en pdf. Hacía falta poner más chicha. Y hay entra la coautora.

Porque el libro ese no va tanto dirigido a los niños, sino a los padres (cosa lógica por otra parte, lo niños no saben leer). Y por eso mismo lo que rodea a la página de Estivill es un refrito de manuales de autoayuda del estilo "otros padres y madres han pasado por la misma situación", "los inicios no son fáciles pero verás como en unos pocos días notarás el progreso", etc.

Consejo para padres necesitados de Estivill: Buscad la página y actuad. Ante un niño berreando no vale buscar la concentración para leer desde la página uno. Ahorraréis en tiempo y ganaréis en salud.

ehpero dijo...

Es Sylvia de Béjar y la página 82 :)

Ninguno de los libros trae (ni siquiera este del que hablo) qué hacer cuando tras 3 ó 4 intentos de Estivillizar el sueño, en la tercera ronda de tiempos de tanto llorar tu hija se vomita encima, encima de la cuna, y casi ahogandose en su vómito de tanto llorar.

Y así noche, tras noche.

Son pequeños huecos sin explicar que hacen que esas filas y columnas con numeritos sirvan como mucho para ejercicios de Word con tablas.

de la Loma dijo...

Estivilizar y Gonzalear son algunas de las cosas que todo padre ha hecho alguna vez con su hijo...segun se tercie o segun profundas creencias educativas inviolables.
A partir de ahora nos acostumbraremos a Ferstear (algunos ya lo haciamos) y Fozear a nuestros vastagos...
NO pasa nada....aunque no conozco ningun libro al respecto si me considero convenientemente Zapaterizado....accidentalmente futbolerizado... ocasionalmente yaveristizado/masizado... y...¿alguien se anima a seguir?

Javi Riva dijo...

Lo bueno del libro de Ferst y Foz es que hagamos lo que hagamos, ya viene explicado dentro.

Es difícil seguirte, de la Loma, porque al estar convenientemente Zapaterizado prácticamente actuarás conforme al libro. Según sople el viento, pero siempre con una justificación válida que te mantenga la conciencia tranquila.

El problema que le veo es que al tener justificación para cualquier cosa, pasa automáticamente a no valer para nada.

Hablo del libro, claro.

ultron79 dijo...

para manual, el que me ha regalado mi mujer y futura mamá, para que me vaya preparando a cambiar pañales (¡¡¡12-14 veces al día!!!¿tántas veces? eso no te lo cuentan nunca).
Con un cuadro-resúmen-esquema de los trimestres y cómo reacciona y va cambiando la madre a lo largo del embarazo. Con un apartado demoledor de "gastos que te esperan" muy bien explicados con la recién creada "moneda hombre" (ej. el cambiador y el cochecito equivalen, en moneda hombre, a una TV plana de 42 pulgadas y un equipo 5.1)...etc...muy recomendable jeje

http://www.espaciologopedico.com/tienda/detalle.php?Id_articulo=7731

Javi Riva dijo...

Ya estamos buscando ropa de "temporada" para Ana, que es esa ropa que una vez pasada la temporada vale la mitad, y así haciendo cuentas (abrigo 1-2 vestidos) te sale casi como una xbox slim ;)

Eso de la "Moneda hombre" es una buena idea para un libro, mala para llevarla a la realidad.

:)

Nino Ortea dijo...

A mi me parece que llevaba demasiado tiempo mal educado y alejado de las buenas lecturas.
Lo mío no se llama "caledoscopia", sino ignorancia.
liensularevendi